Breaking News
recent

Poemas de Fernando Huaroto


 

aeropuertos

 

trasnochado     

           entre la ceniza de las horas

la luz admiraba

cada gesto inútil

         que intentábamos amar

y correspondidos a la noche

         tu voz iba alzándose

bajo el cielo dividido de tus ojos

        dices que has trabajado todo el día

que estás cansada

pero no puedes dormir
nunca puedes dormir
te desesperas
me dices que estás llorando
que recuerdas a tu madre en Queens
quieres ir y no regresar, profieres

hago como si no te hubiera escuchado
no te das cuenta
hagamos un trato, me dices
olvidemos todo
no te entiendo
todo lo pasado, concluyes
hice demasiadas estupideces
te escucho
y escucho
young folk
radio y estaciones
sobre tus caídas
biología cicatrizada
que es la sombra de tu sonrisa
que miente de forma precisa.

 

 

 

Zona de Embarque

 

“Y es que la guerra terminó
y ya no nos seduce el sacrificio del amor
porque al fin de cuentas el dolor era el motor
de un camión veloz que se estrelló contra nosotros dos.

La vida nos perdona amor
y ya nos perdonó.”

Illya Kuryaki & The Valderramas

 

el demonio no es malo, y el ángel no es bueno.

 

UNO

 

eres como un pez en mi imaginación
tienes la suerte de las aguas
como un caudal hechizado
de pura suerte malintencionada
eres como un pez austral
llegando desde la aurora boreal
del rincón más oscuro
de la sombra del universo

 

DOS

 

hay cambios

que la vida nos delata

insignificantemente
este es uno de ellos

cuando te marchaste y no estableciste
los quehaceres que debía cumplir
me dejaste algo improvisto

no lo niego
tu nombre colgaba de mi lengua

como una vocal lastimada

y  en mi epidermis
la carne entristecía dulcemente

así mi corazón fue apretando su ansiedad
torcida e inmadura
mientras desvestías tu distancia
con tu ropa fértil

 

¿Recuerdas cuando las mañanas
se nos revolcaban como hierbas santas
que tu abuelo sindicaba no olvidar?

 

así de inocente

nuestro amor fue perturbándose
hasta planificar su propia muerte
           un destino incierto
que nos hacía encoger los hombros
donde los reproches fueron tragos tan
amargos que no quisimos
volver a la última resaca

 

TRES

 

solo podría decirte
que en esta noche
tu boca ahoga
su lengua en algún vaso
que mis pensamientos

aún intactos

están ahí
que la noche

no se acaba

con tu mano agitada
despidiéndome
desprendiéndome
de mi sombra

y de mis voluntades

 

solo podría decirte
que me han dicho
que lloras en ácidos
tu soledad
que podrías venir
pero me rompes
dentro
que construyes
con desprecio
la noche
conjugando
la distancia
sobre nuestros cráneos

 

CUATRO

 

absueltos de la lluvia
y la enfermedad del amor
los enfermeros aman
la retama acongojada
de tus labios
esa herida tosca
donde uno
siempre regresa

 

cinco

 

entre la vida remunerada
existe una distancia
hacia la muerte
y el sol cayendo como mareado
escondido bajo el manto
de la espuma
inmensa del olvido.

 

 

              

N u e v a   y o r k

 

NY lleva prendida en sus ojos

una libertad tan imaginaria

como un balbuceo intacto

bakuniano.


NY, lleva en los ojos

una mentira que ensaliva

su lengua dibujando
una tristeza

que intimida

hasta a su propia sombra.

 

NY, lleva el corazón tan inflamado
que los hombres

le cantan canciones

parecidas al amanecer.

 

NY, va como un candelabro

totalmente iluminando

incendiando

algo que no se escucha.

 

NY, lo acaricia en medio

de la tierra

como un ser lunático,

nocturno y atractivo.

 

 

 

3 5 m i l p i e s

S o b r e e l n i v e l d e l m a r

la noche    

inflamándose

en su luz de pólvora

y mi infierno girando

por salir de tu jaula

donde luego facundo me danzo

como un río entrando

hacia los túneles negros de tus ojos

¿tus flores musicales?

accidentales tubular

van frotando tu cuerpo

de una manera tan propia

                           y propicia

componiendo tu vestido

de cabellos religiosos

 

ahora que tus calles suenan más

distantes y ejemplares

esculpiendo

su piedra infinita

coloreando

tu ciudad que

va creciendo

originada

en tus pasos

donde rebalsan

crónicos tus ojos.

 

Fernando Huaroto, estudió Literatura en la UNMSM. Finalista en el I concurso de poesía experimental Jean Brossa (Cuba). Primer puesto en el concurso internacional de poesía erótica Isabel Vigo con Canciones para June. Ha publicado las plaquetas Devociones, Gabaratos, Anotaciones, Correspondencias y Nueva York. Fundador y director Circo Editorial. Ha publicado textos en revistas nacionales e internacionales.




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.