Header Ads

Breaking News
recent

Recordando a Octavio Paz



OCTAVIO PAZ: SUS OBRAS         

   La memoria no es lo que recordamos, sino lo que nos recuerda. La memoria es un presente que nunca acaba de pasa/Octavio Paz.

                                                                       MAGDA LAGO RUSSO

Nacido en México Octavio Paz/1914-1998 /  comenzó su educación en Estados Unidos aunque volvería pronto a México. Aficionado a la poesía desde muy joven,publicaría su primer poema con 17 años y con 23 ya se había ganado fama como joven promesa.Su primera gran obra,Entre la piedra y la flor(1941) fue escrita en Yucatán, en los primeros años de su trabajo como maestro. Dos años después recibiría la prestigiosa beca Guggenheimque le permitiría estudiar en Berkeley. Es entonces cuand entró en el servicio diplomático mexicano que le llevó a varios destinos, como París o Bombay, durante casi veinte años. Es en esta época cuando publica alguna de sus mejores obras de ensayo, como El laberinto de la soledad (1950)  o El Arco y la Lira(1956). En1968 abandona el servicio diplomático y vuelve a México donde continúa con su trabajo ensayístico y poético. De entre su obra habría que destacar, aparte de las ya mencionadas,Salamandra(1961),Ladera este(1968) o Árbol adentro(1988) en poesía, y también sus ensayosVislumbres de la India El ogro filantrópico.En cuanto al reconocimiento de su trabajo,Octavio Paz recibió los más grandes premios literarios de su tiempo, incluyendo, además del Premio Nobel,/1990/ el Miguel de Cervantes,/1981/ el Nacional de Literatura, el Menéndez Pelayo y el Príncipe de Asturias.


ENTRE LA PIEDRA Y LA FLOR    La trayectoria política de Octavio Paz ha sido controvertida por lo que ha producido en sus ensayos de El laberinto de la soledad o El ogro filantrópico, y se ha querido definir su personalidad como dos caras de la moneda: el crítico social y el poeta; sin embargo, en su poesía se combinan estas dos imágenes del intelectual y creador al mismo tiempo. Es el poeta que piensa y el hombre que contempla una realidad para expresarla a través de la palabra. El poema Entre la piedra y la flor, es donde se aprecia la imagen del poeta como un creador y activista político a la vez. Se analiza su estructura y el estilo de los versos en torno al campesino maya y el cultivo del henequén/ Planta amarilidácea, especie de pita/El texto se estructura en cuatro secciones: las dos primeras perfilan el contexto socio-económico y espacial; la tercera, repasa la subjetividad del campesino, paradigma del hombre y, finalmente, la cuarta, construye una denuncia de las consecuencias del capitalismo simbolizado en el “dinero”; todas ellas se conforman desde un marco natural y simbólico enhebrado por los siguientes elementos, “piedra”, “tierra.


            I       

Amanecemos piedras.
Nada sino la luz. No hay nada
sino la luz contra la luz.

La tierra:
palma de una mano de piedra.

El agua callada
en su tumba calcárea.
El agua encarcelada,
húmeda lengua humilde
que no dice nada.

Alza la tierra un vaho.
Vuelan pájaros pardos, barro alado.
El horizonte:
unas cuantas nubes arrasadas.

Planicie enorme, sin arrugas.
El henequén, índice verde,
divide los espacios terrestres.
Cielo ya sin orillas.

 El paisaje, además, está conformado por varios elementos; en primer lugar, se delinea desde un punto de vista subrayado por el horizonte y el diseño en páramo. La presencia del horizonte enfatiza la apropiación del paisaje y la función de habitar y, por lo tanto, la configuración de una subjetividad.   
 El elemento que subraya la instancia del páramo es la “piedra”, imagen de la dureza del ambiente acentuada por los siguientes versos:

En el alba de callados venenos
amanecemos serpientes.

La “piedra” también alude a la perdurabilidad y remonta el paisaje a los tiempos remotos del mito, anterior a la historia y al sometimiento actual del campesino:  Este elemento (“piedra”) se vincula con otro, “la tierra” que asume las significaciones de terruño (comarca, tierra, país natal) desde donde se articula la función de habitar (Bachelard 1975), forjando una imagen contraria a la de una naturaleza pródiga (“La tierra: /palma de una mano de piedra”).


 EL LABERINTO DE LA SOLEDAD

 Reflexionando sobre su actualidad, Octavio Paz reconoce que la revolución creó a la nación, le dio cuerpo y nombre, le dio entidad, pero que, a pesar de ello, no fue capaz de crear un orden vital en el cual pudieran encontrarse las respuestas que los mexicanos han buscado a lo largo de su historia, especialmente desde el momento en que comenzaron a tomar consciencia de su especificidad.

Analizar su tiempo histórico lo lleva a escudriñar en los límites y alcances de los modelos de orden político, económico y social que dominan para entonces el mundo occidental, y que, de alguna manera, afectan el proyecto de país: el capitalismo y el socialismo. Ambos sistemas, sea en el discurso o en la praxis, se muestran insuficientes para dar respuesta a las necesidades mexicanas, lo mismo que las realidades de otras naciones, como las latinoamericanas, las asiáticas y las africanas.
Quizá se deje traslucir en este laberinto de Octavio Paz, de algún modo, un pequeño aliento de esperanza, de posibilidad del ser mexicano, de promesa y de futuro, que, en este caso, reclama la invención.
La revisión de la historia, los símbolos, el lenguaje y los rituales hechos por el autor hasta este punto, no son más que un esfuerzo por encontrar los derroteros que conduzcan a la liberación del hombre que es, al fin y al cabo, el propósito de toda la historia humana.

 LIBERTAD BAJO PALABRA

 Libertad bajo palabra es el título bajo el cual se agrupan cinco versiones distintas de un libro que se forjó con el paso del tiempo. La primera edición data de 1960 y la última, de 1990. Es, desde el comienzo, un libro central en la obra de Octavio Paz y uno de los más importantes del siglo XX. Poemario ambicioso que registra gran parte del ejercicio lírico del autor durante poco más de dos decenios, Libertad bajo palabrapuede leerse como una puerta que nos conduce a la poesía posterior e incluso a la obra ensayística de Octavio Paz. Aparecen aquí muchos de sus poemas más conocidos y estudiados; entre ellos, “Piedra de sol”, uno de los más representativos de la poesía en lengua castellana.

El amor, el lenguaje, la celebración erótica conjuntada con la evocación de la naturaleza, las ciudades, la memoria que sirve de testimonio social y la reflexión del tiempo convergen en su escritura y se amoldan a diversos registros formales; son temas que se desarrollan en versículos, prosa o en versos con métrica tradicional y sin ella. A lo largo de las distintas revisiones del libro se perciben múltiples tradiciones estéticas que tuvieron gran importancia en la primera mitad del siglo XX, como el Surrealismo, la poesía conversacional y el Onirismo. Textos breves y extensos hacen de Libertad bajo palabra una obra diversa

   
                                                    MAGDA LAGO RUSSO.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.