Header Ads

Breaking News
recent

ESTANDO YO JUAN EN MI CELDA EN LA ISLA DE PATMOS, ACOMPAÑADO POR SAN GIORDANO EL GRIEGO LOCO Y OTROS INFRACTORES A LA LEY DE CULTO, TUVE UN ACCESO Y ESTO FUE LO QUE VI: [por Juan Carreño]





ESTANDO YO JUAN EN MI CELDA EN LA ISLA DE PATMOS, ACOMPAÑADO POR SAN GIORDANO EL GRIEGO LOCO Y OTROS INFRACTORES A LA LEY DE CULTO, TUVE UN ACCESO Y ESTO FUE LO QUE VI:

vi 7 tagadás
tagadás luminosos
7 tagadás al unísono
y los drones se elevaban como ángeles
sobre nuestras numerosas visiones

vi 7 tagadás sobre una avenida cortada
el primero un clásico achequetere
lo llamaban el dragón challán a este tagadá romántico
la gente se besaba como en los rompeolas
se deseaban buenas vidas
practicaban el tagadance con granos de café, de pimienta
este primer tagadá era el tagadá de la fecundidad

vi un segundo tagadá oxidado
no se distinguían las letras pero era un tagadá escrito
y su suelo estaba lleno de cera
la gente parecía trapero
pero escuché a gente gritar
la gente decía 7 por 7 santo tomás
sangre por sangre guatón bairon
y podía caer ceniza o nieve en cualquier momento

vi un tercer tagadá
en su giro todos los tagadás se difuminan y tienden a lo circular
en este llovía
la gente salía expulsada por la fuerza centrífuga
echaba humo y le colgaban como decoración
140 mil llaveros con formas de animitas
y la gente danzaba y sacrificaba perros

vi un cuarto tagadá
era un tagadá sin aire
y la gente no respiraba hasta el séptimo día
porque estaban en estado de profecía
los escuché decir
en todas las lenguas latinas
un canto, que en uso, sonó
la gente no respira en su estado de gracia
abren los ojos como bajo el mar
y se mantienen así en el tagadance

vi un quinto tagadá
este estaba bajo el mar símbolo de la infancia
lo sacamos con lanchas y lo subimos a una plataforma de plumavit
este sería un tagadá con erizos eternos
y la gente reía pero no era una risa de bondad

vi un sexto tagadá
era un tagadá hechizo
en su centro había un tornado
donde se proyectaban las cosas que pensabas mientras girabas
los tagadancers al centro del tornado
emitían un intenso rayo luminoso de color verde por sus nueve orificios

vi un séptimo y último tagadá
mi espíritu flaqueaba
lloré diamantes y carbón
en el cielo fucsia estaba escrito
TAGATRANCE
allí la gente desaparece
pero yo no sé qué hay en este séptimo tagadá
porque debía seguir con mi visión

cada tagadá era piloteado por un ángel
cada ángel representaba a las 7 familias fabricantes de tagadás
a las 7 playas de la memoria
y a las 7 casas de oración, ahora pervertidas en casas de lujuria y gula

el ángel del primer tagadá me alzó
me dijo escucha Juan mis palabras y las palabras de los otros 7 ángeles
porque somos 7 pero existe un tagadá inasible
la flor de un día de los tagadás
y yo, Juan, con mi mirada de dron
veía los cuerpos cabalgar
los perreos de la codicia
escucha Juan, me dijo el ángel
el primer tagadá debe ser obsceno como la selva
pero ángel del primer tagadá, le dije
mi guayabera fue arrancada y arrojada a la hoguera
y al interrumpir con mi voz de varón el discurso del ángel
fui escupido y lanzado a los potreros
y fue en los potreros donde el ángel del segundo tagadá
me habló con voz  tecno-mecánica
desde mi cabeza
porque este ángel me poseyó como un motor vivo
me adelantó la mente y envejecí de golpe
todo era imagen
y vi a los apóstoles
mis amigos de cárceles y ciudades como luciérnagas
abandonarse en los pesares
pero como todo era imagen no pude gritar

mi paso en este viaje es un dibujo mojado afuera de los templos

un tercer ángel vino a mí
y era el ángel de sor Juana
o al menos eso parecía entre los escombros
y la figura de sor Juana caminaba
entre los drones humeantes
como caminan los profetas
por las calles luego de la feria
y la brisa de los tagadás la ondeaba
y su hábito era un acantilado
me dijo cantando la música del futuro:
los drones caen brillantes como para pedirles deseos
y cedí a mi inmundicia
desperdicié mi saliva y mi lengua
pero los 7 tagadás estaban conectados en 7 puntos de mi cuerpo
y no tuve tiempo para fallar

y vi un cuarto ángel
y era el ángel de tagadá utópico
y me dijo que los 7 tagadás
alineados en la avenida santo tomás
expandirán los sentidos de la interzona
estos son los 7 nombres
de los 7 tagadás

ALGARROBO TAGADÁ
TAGADÁ DIGÜEÑES TAGADÁ
EL TAGADÁ DE LA OBSTINACIÓN
EL META TAGADÁ
TAGADÁ EL QUISCO
EL TAGATRAUMA
TAGATRANCE

bailar con las manos en el piso
y girar
y no ceder a la fuerza centrífuga

entrenar en tagadás clandestinos
y saber caer
y ser golpeado

el cuarto ángel del cuarto tagadá
me dijo esto
y ya me sentía extranjero en mi visión:

me vi acumulando polvo
en las estanterías mecánicas
en las contabilidades de mi celda

vi desaparecer a este ángel
como una memoria usb
descender por un lago
en cuyo fondo se deshacen
cosas humanas

el quinto ángel del quinto tagadá
es el ángel del mar y los ahogados
los tagadancers en su centro
experimentan el tubo de ola en su reviente
y en ese vacío de volteretas
una tallarinata marina
PUMB
TANTÁN
PUMB
TANTÁN
Aaarrrlluuurrreeeeddíííí

y la visión de familias
invadiendo playas privadas
para broncearse e ir cubiertos de sal a los tagadás

algodón de azúcar y choripanes!
ruedas de chicago!

el libro que me entregó el ángel del quinto tagadá
es un libro que debe abrirse
los días en que sólo pensamos en la muerte
y en cómo ejecutarla
sin causarle daño a los menores

días y días y días en patmos
años sin subirme a un tagadá
años que no me suelto de la baranda
y me dejo caer
y me dejo deslizar

quizás choque entre la confusión y el caos
con alguien que quiera compartir
una manzana confitada
mi frutilla cubierta de chocolate

los cuerpos en el tagadá
una sartén giratoria

es como si estuviéramos en el corazón de un gigante haciendo el amor

y las palabras de este ángel
eran las palabras de este libro:
toda palabra que salga de mi boca
será escrita adentro y afuera de este libro

vi desaparecer al quinto ángel
como desaparecen las 7 esferas
luego del deseo al dragón

y yo, juan, bautizado en la cascada de buda
todo esto lo vi con mi rostro en éxtasis
bailando en la celda de patmos con furia
denostando mis articulaciones
volteé el recipiente con mis orines
y mis escritos fueron maculados.

el ángel del sexto tagadá
levantó con una de sus alas mi rostro
su luz era como estar días y días bajo el sol

mi tagadá es el tagadá imbunche, me dijo
y quiere acceder al comercio de cuerpos
sin vida
cadáveres
tráfico de momias
mi cuerpo mi decisión sí a la momificación
imagina a esos muñecos
en un tagadá eterno
y el mismo rostro de humanos asombrados
girando hasta que el tagadá se desboque

pero yo no dejaré que eso pase, dijo el ángel del sexto tagadá
no queremos que nunca más vuelvan
a morir inocentes tagadancers
por culpa de un tagadá en mal estado
por ahorrar en líquido de frenos

pero este era el ángel de la gentrificación
y yo luché contra él
y contra todos sus esbirros
infiltrados en las juntas de vecinos

yo no sabía de dónde venía mi poder
pero pude luchar y vencer al ángel del sexto tagadá

fue una batalla de 77 días
en el que mi corazón se depuró
de tantos y tantos días de tagadance

la cólera, la ansiedad y las palabras las olvidé bailando

me comenzó a salir luz
y el ángel por ser ángel Ignorante de la muerte concibió lo que era el hastío
y el día 77 llegué a mi nivel más alto
fui los últimos minutos de namecuseí
un punto sin conciencia

que la planta de tus pies
sobre la pista movediza del tagadá
que el tagadá
sobre esta tierra que gira
y la caída del ángel fue celebrada con balazos
y al ángel se lo comieron como a una iguana
y sus huesos fueron arrojados a los perros

el ángel del séptimo tagadá
llegó con una banda de bronces
y las aves salieron del cielo
y quisieron escapar
pero del tagadá entraban y salían personas
paisajes, olores vegetales
matrimonios, martes hoy, martes mañana
martes toda la semana
aires acondicionados que gotean sobre muchedumbres
avionetas que rocían los cultivos
por el séptimo tagadá cruzó toda el agua
y todas las especies de los 7 mares
y uno ahí con suerte era un microplástico

el séptimo tagadá era lo simultáneo
y el séptimo ángel lo sabía
y vi al ángel expandirse
y tratar de contener el flujo del tagadá
pero el ángel se desgarró
y no había cómo memorizar todo lo que pesó
todo lo que contuvo el séptimo tagadá

los restos del ángel del séptimo tagadá
fueron esparcidos como telas de arañas
por los restos del mundo.

que durante 3 días
que estuve con fiebre
y sin respirar
y sin pestañear
colectando en visiones
de los 7 tagadás
que fueron mi mente
y el origen de los cuerpos tagadancers

los gendarmes
también quieren tagadá
y harán llegar esta carta
a todas las unidades de la Interzona.

son testigos de esta visión
todos los tagadancers
que emitan luz verde
sobre las plataformas.

ese brillo será innegable.

por los 7 tagadás Alineados en santo tomás.

por la palabra que acompaña esta visión

NO AL CONTROL
GUERRA DE DRONES
TAGADANCERS DEL MUNDO UNÍOS

Isla de patmos sin fecha




Juan Carreño (Rancagua 1986) ha publicado los libros “compro fierro”, “Bomba bencina”, “Ir a la Trinchera”, “Budnik”, “Oxicorte” y “Punta de lobos”. El presente texto corresponde al proyecto de reescritura de la biblia.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.