Header Ads

Breaking News
recent

Tres fragmentos del libro Nací en el cine (ed detodoslosmares-2017) de Pablo Queralt





Tres fragmentos del libro Nací en el cine- ed detodoslosmares-2017- Pablo Queralt


Nací en un cine mis padres estaban viendo Casablanca
y Bogart decía tócala Sam
en uno de los más bellos anocheceres del siglo,
su cielo estrellado mi nombre secreto el fulgor
de los destellos soltando su agua desnuda
se coló en mis ojos vivos arropados en la síncopa
colmando de luz los días
en la última pincelada de ese otro mundo

ese era mi imaginario las películas en la sala oscura del cine
pasear por ese cono de luz
la gente decía no es un lugar adecuado
para el crecimiento de un niño ese vagabundear
por la playa en ese aire de céfiros,

allí hice la primaria y la secundaria toda la escuela,
aprendí en 3er año a entrar en la pantalla
ese año me quedé en Amarcord todo el año alumbrado
por el sol de su dibujo

salía del cine al subte en esa continuidad del aire
en el cobijamiento calor de esa luminiscencia
ya a los tres años salté de los brazos de mi madre a abrazar
el paraguas de Mary Poppins a volar entrando por la pantalla
siempre me entregué fascinado en ese trueque a lo que narran
los cielos de una galaxia a otra del callejón en esa lúbrica de agua

a la hora del mediodía cuando la luz enceguece
envuelto en esa espuma amarilla revelado continuo
hilván de los días y su otra realidad difuminando grumos nubes
en el compás del mirar de la ventana que aclara el paisaje
para que la fiesta siga con el sándwich y las fritas
en el tintineo de esa constelación móvil de la pantalla
en esa bendita hoja en blanco que hace cosquillas en la mano
y descubre quién soy yo y quién el personaje.

Fragmento--

música música de películas que amo
para ir más adelante náufrago náufrago
sabiendo que todo esto es falso remando remando,
ahí aprendí el oficio al son de una orquesta infinita
después mi libreta
la v de venecia rojo schocking
y la muerte en Venecia de Thomas Mann
que filmó Visconti el viejo que iba a morir al Lido
en el mundo de las ideas puras
en ese purgatorio ultratumba casi soportable
casi orgasmo de coordenadas
cartesianas de cuerpo sublime
allá en la playa viendo al pibe rubio en su explosión de juventud
cada mañana calentando sus manos cada mediodía
en la luz amarilla y lila entre sus piernas
llovizna que moja y sigue mojando

en ese suplicio de los cuadros palabras diálogos
fugacidad de las siluetas borrosas en instantes deslizamientos
de amor o lo que fuere en cada rincón de la pantalla del cielo
[grisáceo
como si el lenguaje fuera una sola cámara por la niebla
con sus adelfas y ninfas y nereidas moviendo los goznes
en los ocasos azules liliáceos
como tallarines en el ponte di Rialto
un no quise o no pude de la sangre en mis capilares
esa nubecita tristecita que nació en mí y va
desvaneciendo mi forma gris de pasar por el día
como un hilo suelto que sea otra página en blanco
donde un haz de la luna toca la nada o sea el todo.


Un mundo se acaba allí reconstruyéndolo y trascendiéndolo
amarrado al cielo de las películas
ese es mi punto dejar que las cosas sucedan
las mañanas y los atardeceres que amo tanto.

Mi abuela murió en el cine
después de tomar su copa de anís 8 hermanos
viendo los paraguas de Cherburgo maldito funeral
todavía siento su respiración sus pisadas el arco de claridad
que recibía mientras se movía por el pasillo su silueta
proyectada en la pared antes había dejado limpia la cocina
todo lavado para el día siguiente pasando por esa sumisión
cartílago de pájaro de entregarlo todo sin el miedo a perder nada
con o sin su llovizna de puntos azules en el talón del otoño

nunca pude devolverle todo lo que me dio
el esqueleto encaminado los pantalones recosidos
pero el día señalado desandé cayendo sin creer que existía
toda la cinemateca de esta ciudad de vidrio aullando buscando
ese sánscrito que traduce la verdad

buscándote en cada curva
en un mundo que chilla y cruje en su réquiem




PABLO QUERALT es médico y poeta. Es curador de poesía de la Biblioteca de San Isidro, colaborador del suplemento cultural del diario El pregón de Jujuy y el diario Punto uno de Salta.
Publicó los libros de poesía: Cansancio de lo escrito, La flecha de Agustín, Un seductor mañana, Primer paso, Reescritos infinitos, Pueblo de agua, Pájaros en palabras, Crack, Escribí mi nombre, Poema de la nieve, 89 golpes y un whisky, El padre, Late, Pavarotti, Jazz, Perfume animal, Cocineros, Coca, Laleblan, Aves del paraíso, La piscina, Ser y ser visto. Sus poema integran dos antologías de poetas de Buenos Aires y también, la antología 7 poetas de Salta y Bs As. Fue traducido al catalán y al italiano. En Europa, sus obras La Piscina y Coca fueron publicadas en España por Niña bonita cartonera , de Zaragoza, y por editorial Karakartón, de Palma de Mallorca; en Toulouse, Francia, Julieta cartonera publicó el libro Aves del paraíso. Sus poemas figuran en muchos blogs de la Argentina, España, Chile, Uruguay y en revistas literarias, como El Desaguadero, El jabalí, La guacha y Prisma de la fundación Jorge Luis Borges (2013).

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.