Header Ads

Breaking News
recent

Yukio Mishima: Cuentos completos y catorce libros del autor





Cuentos completos

Confesiones de una máscara
Después del Banquete
El color prohibido
El mar de la fertilidad (Nieve de primavera, Caballos desbocados, El templo del Alba, La corrupción de un ángel)
El pabellón de oro
El rumor del oleaje
La perla
Los años verdes
Música
Sed de amor
Lecciones espirituales


Yukio Mishima (de nombre real Hiraoka Kimitake) nació en Tokio (Japón) el 14 de enero de 1925, en el seno de una familia descendiente de samurais. Se crió principalmente con su abuela Natsu, de quien recogería un enorme afecto por las costumbres ancestrales de su tierra. 

Comienza a estudiar derecho en 1942, licenciándose en 1947. Tras culminar su carrera, inició un trabajo como funcionario en el ministerio de finanzas japonés, que abandonaría para dedicarse a la literatura, escribiendo su primera novela de tintes autobiográficos en 1948, titulada `Confesiones de una máscara` (1948). Con anterioridad a esta obra, ya había escrito relatos cortos que el futuro Premio Nobel Yasunari Kawabata confió a la publicación Ningen. 

Tras viajar por Europa y el continente americano, Mishima, que era bisexual, contrae matrimonio en 1958 con Yoko Sugiyama. Era un gran amante de las costumbres de su país y practicante de artes marciales, siendo experto en kendo. También se obsesiona con el culto al cuerpo, practicando el `bodybuilding`. 

En 1968 formó una milicia llamada Tate No Kai o Sociedad del Escudo, comunidad de ultraderecha al estilo de los samurais, con la que intentaba devolver a Japón sus raíces más tradicionales. 

No pudo conseguir sus propósitos y se hizo el `seppuku` (suicidio ritual de los samurais) el 25 de noviembre de 1970. Tenía 45 años. 

Sus novelas `Confesiones de una máscara` (1948), `El templo del pabellón de oro` (1956), la tetralogía `El mar de la fertilidad` (1965-1970) y sus obras teatrales, como `Rokumeikan` (1956) o `Madame de Sade` (1965), hicieron de Mishima uno de los grandes escritores japoneses del siglo XX.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.